Discurso de la Embajadora Jean Manes en el Concierto Inaugural de Festival Amistad en Acción

Esta tarde damos inicio a esta gran celebración del Festival “Amistad en Acción”, para conmemorar así los 154 años de amistad entre El Salvador y Estados Unidos que cumplimos este pasado 15 de Junio.

Y que mejor lugar para comenzar este festival que aquí, en la capital del mundo y sucursal del cielo.

Y que honor poder formar parte de la historia artística de este hermoso teatro, que representa el verdadero espíritu de Orgullo Santaneco.

Quiero empezar por agradecer al Maestro James Brooks Bruzzese, Fundador de la Sinfónica de las Américas, y a su Directora Ejecutiva, Renee LaBonte, por su compromiso y entrega a esta serie conciertos, que vamos a iniciar justo hoy.

Gracias por creer en este sueño desde un principio. Este festival no hubiese sido posible sin su apoyo.

También extiendo mis agradecimientos al Padre Pepe Moratalla, quien en 2001 vio un potencial en una juventud sedienta de oportunidades y llena de talento, y decidió fundar el Coro y Orquesta Sinfónica Juvenil Polígono Industrial Don Bosco, el cual desde entonces ha tenido logros extraordinarios.

Como el de tocar en el  Kennedy Center for the Performing Arts en el 2015 en Washington.

Nosotros buscamos apoyar estas iniciativas que buscan mover hacia adelante al país.

Parte de nuestro trabajo es precisamente encontrar estas personas apasionadas, motivadas, que piensan diferente.

Porque todo lo que se necesita es una idea, y la convicción de que cualquiera puede ser actor del cambio.

Y yo tengo la certeza que un futuro próspero y seguro para todo El Salvador sí es posible.

Y el Gobierno de Estados Unidos está comprometido a seguir apoyando los esfuerzos salvadoreños para hacer de ese futuro una realidad.

Nos acompaña además esta tarde, la Orquesta Filarmónica de Chalchuapa. Es la primera Orquesta Filarmónica implementada bajo un proyecto de USAID.

Estas orquestas son solo un ejemplo del trabajo que estamos haciendo con los jóvenes de El Salvador.

Aquí en Santa Ana, también estamos apoyando a la policía, quienes están trabajando en las escuelas bajo el programa GREAT, guiando a jóvenes para que puedan tomar buenas decisiones para su futuro.

Además, fue aquí en Santa Ana en donde iniciamos el programa de la Liga Atlética Policial, la cual ahora estamos llevando a cabo en diferentes partes del país.

Una iniciativa que ofrece actividades seguras y saludables después de la escuela y proporciona una alternativa a las pandillas.

Estas son solo algunas iniciativas en donde estamos trabajando conjuntamente para crear oportunidades para la juventud de Santa Ana.

Sigamos trabajando lado a lado y tomemos inspiración de estos músicos, de su determinación y perseverancia; quienes desde febrero de este año han ensayado todos los días para este festival que ustedes van a disfrutar hoy.

Estoy orgullosa de estos chicos, cada uno de ellos es importante, y agradezco a los maestros que creyeron en ellos.

Y preguntémonos qué diferencia podemos hacer nosotros, ahora mismo,  para convertir aspiraciones y esperanzas en acciones positivas en nuestras comunidades.

Apoyemos esta juventud que busca silenciar el ruido de la violencia a través de la música, que está haciendo una diferencia ahora, una nota a la vez.

Gracias.