Discurso de la Embajadora Jean Manes, para la firma de convenios de cooperación entre USAID y el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador

Lunes 6 de febrero de 2017

Muy buenos días.

Hoy es un día sumamente importante para la relación entre los Estados Unidos y El Salvador, porque vamos a firmar un convenio entre nuestros dos gobiernos.  Pero no hemos llegado hasta aquí de un día para otro, sino como resultados de mucho trabajo conjunto.

El viernes pasado tuvimos una reunión de más de dos horas con el Presidente Sánchez Ceren, el Canciller Martínez, el Secretario Técnico Lorenzana, y otros Ministros y miembros clave del gobierno de El Salvador, para revisar todo el apoyo de los Estados Unidos a El Salvador.

Desde hace más de un año que venimos trabajando lado a lado con el gobierno de El Salvador con mucha intensidad, y puedo decir que se han logrado suficientes avances en los 16 criterios definidos en la legislación de los Estados Unidos, para los tres países del Triángulo Norte, para autorizar los fondos adicionales de los Estados Unidos.

Pero, esto no significa que no tenemos más trabajo para hacer. Por el contrario, estamos en el medio del proceso del presupuesto del año fiscal 2017 en Estados Unidos, y los criterios se mantienen, y el gobierno de El Salvador va a tener que seguir demostrando su compromiso para avanzar en cada una de las áreas que dichos criterios establecen.

Por todo esto, hoy, es un placer ser testigo de la firma de este importante convenio entre nuestros dos gobiernos, que representa un paso importante.

Estos casi 98 millones de dólares, representan una inversión en El Salvador, y demuestra una vez más el compromiso de ambos gobiernos de trabajar juntos para seguir logrando mejorar la seguridad y alcanzar la prosperidad que todos deseamos para El Salvador.

Con estos fondos, que representan un aumento del doscientos por ciento desde 2014,  seguiremos apoyando las metas de la Alianza para la Prosperidad en los municipios priorizados dentro del Plan El Salvador Seguro, complementando las inversiones del gobierno de El Salvador a través de nuestros proyectos.

Estos fondos adicionales apoyan al país al atacar la raíz de las causas de la migración irregular, tales como: la inseguridad, la falta de oportunidades económicas y educativas, y la desintegración familiar, entre otras.

Lograr un El Salvador que sea más seguro, más próspero y más transparente, con un estado de derecho sólido y con respeto por los derechos de todos, donde la gente pueda construir un futuro mejor aquí mismo; es la manera en la que podemos detener la migración ilegal.

Antes de recibir los fondos adicionales – ya estábamos trabajando muy de cerca con el gobierno para alinear los recursos existentes con las prioridades dentro de la Alianza para la Prosperidad.

También, tenemos un Consejo en el marco de la Alianza para la Prosperidad, que está integrado por miembros del gobierno, el sector privado, y la sociedad civil – el cual participa en la revisión de las prioridades en seguridad, en el sector productivo, y en el fortalecimiento de las instituciones.

Es muy alentador poder compartir hoy algunos de los logros alcanzados recientemente y quisiera resaltar algunos ejemplos:

  • El año pasado llegamos a 164 mil jóvenes a través de los programas de USAID en educación, capacitación laboral y otras actividades.
  • En los últimos cuatro años, la asistencia a pequeños y medianos empresas generó más de 22 mil nuevos empleos.
  • La renovación del Centro de Atención a los Repatriados en La Chacra, está facilitando un proceso digno de repatriación.
  • Hemos visto cómo instituciones como la Fiscalía y el Instituto de Acceso a la Información Pública velan por la transparencia y rendición de cuentas.
  • Y cómo olvidar el festival Generation Now, donde más de 20 mil jóvenes de toda la región se reunieron en el Estadio Cuscatlán bajo un mensaje de esperanza y oportunidades: Yo Me Atrevo.

Estos logros son impresionantes por sí mismos y como decía antes eso es muy alentador, pero al mismo tiempo sabemos que hay mucho trabajo por hacer.

En base a consultas entre nuestros gobiernos, estamos apoyando nuevas actividades para:  dinamizar el sector productivo –  desarrollar el capital humano –  mejorar la seguridad ciudadana y el acceso a la justicia – y fortalecer las instituciones.

Sin embargo, el éxito de estos programas no depende solo del monto de dinero invertido. Depende de la participación y acción de todos: el gobierno, los municipios, las empresas privadas, las organizaciones comunitarias, las iglesias, los padres de familia, los jóvenes y toda la sociedad salvadoreña.

En ese sentido, quiero mencionar la valiosa contribución del sector privado.

El apoyo del sector privado a nuestros programas durante los últimos años, se ha traducido en más de 47 millones de dólares, lo que nos ha permitido beneficiar a muchas más personas.

También he visto a miles de jóvenes voluntarios invirtiendo su tiempo para mejorar los espacios públicos, tal como lo hicimos en el Parque Infantil en San Salvador hace unos meses.

He visto a los alcaldes de diferentes ciudades en todo el país trabajando junto a los ciudadanos para mejorar la seguridad, recuperar los espacios públicos y promover más oportunidades para la juventud.

También he visto a la policía comunitaria dirigiendo actividades recreativas para jóvenes en sus programas de vacaciones.

Así se genera la seguridad y prosperidad que todos queremos.

Lo que necesitamos ahora es duplicar nuestros esfuerzos.

Necesitamos hacer un esfuerzo a dejar de lado las diferencias políticas y poner al país primero.

Necesitamos que ustedes – los cuidadanos – reclamen por más transparencia y rendición de cuentas, y que todos los huecos de corrupción sean cerrados.  Que insistan en que no se juegue con el futuro del país.

Adelante El Salvador!!! Les invito a todos a atreverse y a integrarse para ser parte del cambio, y para que juntos hagamos de este 2017 un año de “acción positiva”. Día a día, con todos trabajando juntos – sí, es posible.

Como he dicho en muchas ocasiones, creemos en El Salvador, y Estados Unidos está con ustedes.

Muchas gracias.