Embajadora Manes visita San Vicente

En su primera visita a San Vicente, la Embajadora Jean Elizabeth Manes participó en la inauguración de las nuevas instalaciones de la Fiscalía General de la República, construidas con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). El nuevo edificio, con un costo de $80,000, proporciona a los fiscales instalaciones adecuadas para realizar su trabajo y brinda una mejor atención ciudadana, especialmente a niños, adolescentes, mujeres y personas discapacitadas en su condición de víctimas directas o colaterales de todo tipo de delito.

Durante el evento, el Director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, y el Fiscal General de la República, Douglas Meléndez, firmaron un protocolo de cooperación interinstitucional en materia de investigación para poder presentar un mayor número de casos con evidencia sólida al poder judicial. La Embajadora destacó que esta es una muestra de lo que se puede lograr cuando todos los sectores clave de la sociedad se unen para trabajar por el beneficio de los salvadoreños.

La diplomática estadounidense aprovechó la visita para ver de primera mano los efectos positivos de diferentes programas financiados a través de USAID en las áreas de prevención de violencia y desarrollo económico.

Por ejemplo, el Centro Municipal de Formación Vocacional “FORMARTE” es un esfuerzo conjunto de la municipalidad, el sector privado y gobierno central en el cual se han invertido $161,733 para proporcionarles oportunidades a los jóvenes. USAID El Salvador ha apoyado el esfuerzo con más de $42,000. FORMARTE ofrece a los jóvenes vicentinos capacitación y certificación en el manejo de programas Microsoft, además de ofrecer capacitaciones en las áreas de electricidad y cocina.

La Embajadora Manes también se reunió con el alcalde municipal de San Vicente, Medardo Lara, con quien habló de los diferentes proyectos que se llevan a cabo en esa ciudad. Antes de dejar San Vicente, la embajadora visito Dulces Villalta, una pequeña empresa que se dedica a la elaboración de dulces artesanales. La dueña del negocio es Doña Argelia, una mujer de 91 años de edad, quien se mantiene trabajando activamente y representa el espíritu emprendedor de la región.

La intensa agenda finalizó con la visita a la Asociación Cooperativa de Agroindustriales, Aprovisionamiento, Ahorro y Crédito (ACOPANELA). Esta cooperativa ha recibido el apoyo de USAID/ElSalvador a través de su Programa para el Desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa.

Los productores han adoptado nuevas tecnologías y, al mismo tiempo, utilizan procesos tradicionales para la producción de panela y panela granulada.  Además de generar empleos en la zona, esta cooperativa exportó $208,000 en productos a mercados en Houston, Washington, D.C., y Los Ángeles.