Embajadora motiva a juventud salvadoreña

Embajadora motiva a  juventud salvadoreñaTomar roles más activos en la sociedad, analizar la información, verificar el cumplimiento de leyes y acuerdos y aprovechar las oportunidades para lograr cambios positivos en el país fueron los retos que la Embajadora de EE.UU. ante El Salvador, Mari Carmen Aponte, dejo a los jóvenes salvadoreños.

 “Creo que cada uno de ustedes también tiene aspiraciones para su país. Todos ustedes quieren vivir en un El Salvador más seguro, donde existan oportunidades reales para todas las personas. Y también sé que todos ustedes tienen algo que aportar para que esto suceda” afirmó.

La Embajadora también recalcó la importancia de mostrar tolerancia para garantizar el respeto al Estado de Derecho y la protección de las instituciones que son vitales para la democracia. Enfatizó el papel que los jóvenes pueden tener en lograr que el país prospere. “Sé que muchas veces, muchos de ustedes se sienten abrumados por la situación del país.  Tendrán deseos de rendirse y, quizás, podrían pensar que no puedan realizar sus aspiraciones aquí.  Pero, les digo con un sentido de urgencia, y con todo mi corazón: El Salvador los necesita”, les dijo.

La Embajadora cerró su discurso expresando sus expectativas para el futuro: “Espero ver cómo los líderes juveniles ayudan a El Salvador a lograr su objetivo, gobiernos más responsables y transparentes, con comunidades más seguras y prósperas”.

En varias ocasiones durante su mandato, la Embajadora Aponte expresó que los jóvenes deben tomar parte en la búsqueda del futuro de El Salvador. Es por ello, que la diplomática decidió invitar, junto con la Universidad José Matías Delgado,  a unos 300 estudiantes provenientes de 16 universidades de todo El Salvador para tener un conversatorio antes de su partida.

Este encuentro se llevó a cabo el 29 de enero, en el Auditórium ILC FEPADE. Durante sus 5 años frente a la Embajada de EE.UU. en El Salvador, la Embajadora Aponte pudo conocer a jóvenes de todo el país. En estos encuentros, discutió con ellos el importante papel que los jóvenes tienen para el desarrollo de El Salvador.

Al final su discurso, los universitarios tuvieron la oportunidad de realizar preguntas a la Embajadora sus puntos de vista sobre la situación actual del país, sus experiencias como diplomática y sus sugerencias en cómo los jóvenes pueden empezar a hacer una diferencia en el país.