Relaciones Estados Unidos-El Salvador

Relaciones Estados Unidos-El Salvador

Estados Unidos estableció relaciones diplomáticas con El Salvador en 1863, tras su independencia de España y la posterior disolución de una federación de estados centroamericanos. Tras la independencia, el país vivió una mezcla de revoluciones, democracia y una guerra civil entre 1980 y 1992. Tras la firma de los acuerdos de paz en 1992, los salvadoreños han consolidado su democracia a través de una cadena ininterrumpida de gobiernos electos. Estados Unidos y El Salvador comparten un firme compromiso con la democracia, el Estado de derecho y el desarrollo económico integrador. Los lazos se enriquecen aún más con los más de 2 millones de salvadoreños que consideran a Estados Unidos su hogar.

El Salvador es un socio clave en los esfuerzos para reducir la migración irregular y las amenazas que plantean las organizaciones criminales transnacionales y las pandillas. El país ha sido un socio fuerte y duradero en cuestiones de seguridad y defensa. Sin embargo, la delincuencia endémica y la impunidad amenazan el progreso de El Salvador al socavar la legitimidad de las instituciones estatales e impedir el crecimiento económico.