Discurso de Embajadora Jean E. Manes en la Inauguración de “Yo Cambio” panadería

8 de agosto de 2017

** Discurso como fue preparado para su lectura **

 

Hace un año tuve la oportunidad de visitar esta panadería.

En aquel entonces todavía estaba en construcción y es una verdadera alegría estar aquí ahora y ver estas obras concluidas.

Reforzar la seguridad en El Salvador es un eje prioritario para el Gobierno de los Estados Unidos y el cual se debe de abordar desde diferentes puntos.

Es por eso que nuestro enfoque no solo es la prevención de la violencia sino que también la reinserción de personas privadas de libertad.

Los programas de reinserción son fundamentales para romper con el ciclo de violencia y esta panadería es parte de ese esfuerzo de rehabilitación.

Las 58 mujeres que forman parte del programa rehabilitación y reinserción llamado “Yo Cambio” podrán aprender habilidades que les ayudarán con el proceso de reintroducirse a la sociedad salvadoreña.

Este proyecto fue beneficiado a través de nuestra Oficina Internacional de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley (INL), con equipo y materiales valorados en 200 mil dólares.

A veces, nosotros como funcionarios de gobierno nos enfocamos mucho en los números. Pero esta panadería que ven aquí es mucho más que eso. Es el esfuerzo de 58 mujeres por retomar sus vidas. Es la decisión de 58 mujeres de cambiar su futuro.

Las segundas oportunidades están disponibles para todos, pero es una decisión que cada uno debe de tomar.

A las mujeres que son parte de “Yo Cambio” les quiero decir:

Desde que pusieron la primera piedra de esta panadería, ustedes empezaron a construir su futuro.

Tendrán momentos difíciles por delante. Pero cuando tengan esos momentos de duda recuerden que esto lo construyeron con sus propias manos.  

Y que con dedicación y perseverancia, no hay ningún reto que no puedan superar.

Estos 200 mil dólares no son una donación, son una inversión porque creemos en los salvadoreños y El Salvador necesita más inversionistas.

Porque cada persona que esté dispuesta a aprender de los errores del pasado y de trabajar duro para no volverlos a repetir, se merece una segunda oportunidad.  

Sigamos invirtiendo juntos en El Salvador, para construir un mejor mañana para todos.

Muchísimas gracias.