Palabras de la Embajadora Jean Manes en el evento de DigiGirlz

Ambassador Jean Elizabeth Manes

Marzo 8, 8:00 AM, FUSADES

Este día es muy especial, porque para muchas de ustedes, quizás hasta para todas, hoy marca el inicio de una aventura. Puede ser el primer capítulo de la historia que escribirán sobre quienes son y hacia dónde quieren llegar.

Voy a contarles una historia de cuando empecé en la universidad. A mi me encantaba jugar volleyball. Era mi pasión, día y noche. Yo asistía a las clases solo para jugar volley. Jugaba todos los días, había liderado mi equipo desde cuando iba a la escuela secundaria, antes de la universidad, y habíamos ganado bastantes premios con nuestro equipo, incluyendo competencias de estado. Y cuando llegue a la univeridad yo seguí jugando volley. También teníamos un entrenador, que era del equipo masculino de volley. Siempre fue mi pasión y siempre pensaba en eso, y cuando llegué a la universidad yo seguí jugando.

Normalmente en los Estados Unidos, los primeros dos años de la universidad, volvemos a tomar las mismas clases básicas. Uno empieza con sus clases de verdad de lo que está estudiando en la universidad, pero en los Estados Unidos uno empieza a estudiar de nuevo lo mismo de la Escuela. Con matemáticas, con ciencia, con todas esas cosas, durante esos primeros dos años. Entonces en mi segundo año tuve mi primera clase de mi carrera, yo estaba estudiando Relaciones Exteriores.

Esta clases era solo una vez a la semana, los lunes de seis de la noche a nueve y media de la noche, tres horas y media. Entonces yo llegué un poco nerviosa a esta clase porque fue realmente la primera clase de mi carrera. Yo llegué y estaba este profesor, y había escuchado que este profesor era duro. Todos los profesores tienen una fama, pero este profesor era el profesor de casi todas las clases de mi carrera. Yo sabía que no solo iba a tener esta clase con él, sino que casi todo el resto de mi tiempo en la universidad iba a estar con este profesor.

Entonces yo llegué a esta clase y había como 20 personas en la clase y nos dieron nuestras tareas. Yo tenía que hacer una presentación de un capítulo y presentarlo ante la clase. Entonces yo hice lo que normalmente hacía, me enfoqué en volley, en nuestros partidos y prácticas, y llegaba a la clase más o menos preparada, algunos días menos, si les digo la verdad. Y llegó mi turno de dar mi presentación a la clase. Y yo di mi presentación y me sentí bien, y después de la presentación mi profesor dijo: esta fue la peor presentación que he escuchado.

Y yo me quedé: ¿qué? Yo no podía creerlo, lo dijo ante todos mis colegas de la clase. Yo me fui a mi dormitorio llorando. Y por supuesto, ¿a quién le llamas en ese momento? Tu mejor amiga. Cuando algo pasa, tú vas a llamar a tu mejor amiga. Right? Yo llamé a mi mejor amiga de la universidad y le dije: no puedo creer lo que está pasando en esta clase. Este profesor es un loco. Todo fue la culpa del profesor, por supuesto, no fue mi culpa.

Luego de pasar esta etapa de llorar, de culpar a mi profesor, empecé a pensar. Realmente él tenía la razón, porque todavía no había cambiado mis acciones hacia mi nueva pasión. Yo todavía seguía aferrada a mi pasión anterior de jugar volley, y yo tenía que tomar una decisión, de seguir invirtiendo todos mis esfuerzo, mi energía, toda mi creatividad en jugar volley. O si quería cambiar e invertir toda esta energía todo este enfoque, todo esta pasión en Relaciones Exteriores. Y obviamente yo seleccione de cambiar.

Cuando encuentras tu pasión, le tienes que poner todos tus esfuerzos. No puedes entrar haciendo las cosas a medias. Eso no funciona. Si vas a hacer algo, hazlo, y hazlo con todo tu corazón. Hazlo con todo tu esfuerzo, con toda tu creatividad, con toda tu energía. Hazlo y hazlo bien. Este ese el mensaje para todas.

Puede ser que algunas de ustedes estén pensando, “todavía no he encontrado esta pasión de la cual toda la gente está hablando”. ¡Esta bien! La manera de encontrar su pasión es seguir probando cosas nuevas. No se si ustedes, pero a mis hijas – yo tengo dos hijas de 22 y de 21 años, por eso me siento jóven de corazón – y a mi nos encantan los TED Talks. A mi me encantan y también a mis hijas. Y siempre nos estamos mandamos mensajes de “¿viste este TED Talk?” Pero me encantan los TED Talks porque cada vez puedo ver algo nuevo. Yo puedo ver alguna novedad, investigaciones sobre el cerebro, o sobre tecnología, o de innovación en la educación. Cada vez estoy encontrando cosas nuevas que no estudo todos los días. Pero a mi me encanta eso porque esa es la manera de seguir creciendo.

Si todavía no has encontrado tu pasión, la cosa que realmente te hace levantarte por las mañanas, sigue buscando, sigue probando. Lo mejor que ustedes pueden hacer es lo que están haciendo ahora, rodearse de gente que también tiene interés en el mundo. Que quieren probar cosas nuevas, conocer otros caminos.

Cuando yo estaba en la universidad yo fui a una universidad bastante conservadora. Y bastante puede ser muy conservador. Y para las mujeres no había tantas expectativas. Incluyendo la mayoría de mis colegas, sus padres y ellas mismas, no les importaba como iban en la universidad, ni lo que estaban estudiando. Ellas querían salir con un degree que se llama MRS. ¿Sabes qué es eso, un degree de MRS? De salir casada. Tu piensas que estoy bromeando, no estoy bromeando. Eso era el logro para la mujer, si podías salir de la universidad encontrando un hombre. ¡Por dios! Realmente, ¿es esa la meta? ¿De salir de la universidad encontrando un hombre? Bueno por suerte el mundo ha cambiado. Pero no tanto. Y creo que ustedes pueden decidir el camino que cada una de ustedes quiere.

De este tipo de programa lo que creo que es importante es que pueden ver cuales son las posibilidades que ustedes tienen, porque las posibilidades que ustedes tienen no tienen fin. Ustedes pueden hacer cualquier cosa que quieran. Ese es el mensaje de hoy, aprovecha estas oportunidades. Están en esta  sala, mujeres que quieren lograr sus objetivos. Creen este red entre ustedes, esta red de apoyo porque seguramente este camino no es fácil. Van a tener días muy difíciles, van a tener días toda nadie te creerá, donde nadie te apoyará, donde vas a sentir que no puedes seguir adelante. Pero si tenés esta red de contacto donde pueden apoyar los sueños de cada una, y decirse que sí puede, especialmente en los momentos difíciles, ustedes podrán lograrlo.  De nuestra parte nosotros creemos en ustedes y yo creo en ustedes.

Yo sé que algunas personas dicen que no podemos decir feliz Día de la Mujer, porque tenemos que decir estamos conmemorando el Día de la Mujer, pero, ¡Feliz día de la mujer! ¡Yo estoy feliz, ustedes están felices!

A todos ustede les agradecemos el trabajo que están haciendo. Vale la pena, sigan luchando por sus sueños y tengo la confianza que ustedes van a liderar a este país, la región y hasta el mundo.