Palabras de la Embajadora Manes en la Inauguración de la Semana de Responsabilidad Social Empresarial

Es un placer acompañarlos esta mañana y ver a tantos representantes de pequeñas, medianas y grandes empresas; organismos de cooperación; representantes de instituciones de educación superior; gobierno central y municipal; medios de comunicación; organizaciones de la sociedad civil, y estudiantes y docentes universitarios.

Realmente este es uno de los eventos más importantes del año y es un gran placer poder participar nuevamente. Este año el tema de la Semana de la Responsabilidad Social Empresarial es “Innovación para la sostenibilidad”. Este es un enfoque que tenemos en la embajada también compartimos y llamamos el 2018 el año de innovación, porque creemos que el desarrollo es impulsado por personas que se atreven a pensar diferente, más moderno y emprenden acciones novedosas.

Las empresas no son la excepción y en El Salvador la innovación ha dado paso a modelos de negocios que hace diez años, cinco años, se hubiesen considerado imposibles.

¿Se pueden imaginar una empresa que usa solo materiales reciclados, materiales locales, que trabaja únicamente con personal sin experiencia laboral previa y que tiene sus salas de operaciones en zonas rurales?

Un modelo tradicional de negocio diría que esta no es una empresa sostenible.

Pero si el modelo de negocio se enfoca en otros valores como ser ecológicamente sostenible y de comercio justo, de empoderar a mujeres y realzar el valor del trabajo hecho a mano, entonces se puede construir una marca con reconocimiento internacional.

Lo que les acabo de describir es el modelo de negocio de Lula Mena, y sus accesorios han llegado hasta la alfombra roja del festival de Cannes.

Este es solo un ejemplo de lo que una empresa puede lograr cuando el centro de su modelo de negocio es la responsabilidad social. También tenemos el ejemplo de League, del cual estuvimos hablando esta mañana.

El Salvador se encuentra en un momento de muchas oportunidades y la innovación puede ser el catalizador de cambio que se necesita para alcanzar un verdadero desarrollo en el país. Los avances que ya se han logrado en seguridad, por ejemplo, son frágiles y se pueden perder si no se continúan mejoran los estándares de la institucionalidad de la PNC. Se pueden perder si se  tolera la corrupción en el sistema de justicia, si se eligen a Fiscales Generales corruptos, y se pueden perder si la economía no mejora exponencialmente.

Este evento reúne a personas de diferentes ámbitos de la sociedad porque el trabajo de sacar adelante un país es de todos. Una nación la construye cada ciudadano, y las decisiones que se toman en cada ámbito afectan a todos. Las decisiones de negocios no son una excepción y de parte del gobierno de los Estados Unidos puedo reafirmar nuestro compromiso hacia El Salvador, para que el hemisferio occidental siga siendo la región más competitiva y dinámica del mundo en términos económicos.

Hay muchos países que invierten en El Salvador y están interesados en el desarrollo integral de este país, pero también están surgiendo nuevas potencias como China, que buscan avanzar su propia agenda de expansión económica y militar. Y las ganancias que se pueden tener a corto plazo traen consigo grandes consecuencias que ponen en peligro valores como la democracia, la transparencia y las prácticas justas de competencia de mercado. La protección del medio ambiente, la protección a los derechos de los trabajadores. Todo esto que hemos estado hablando hoy. La verdad es un poco irónico que estuvimos hablando sobre todo esto hoy que tenemos a todos ustedes en esta sala esta mañana. Que tenemos todas las empresas aquí, quienes ustedes están representando, que están tratando de hacer las cosas bien, que están luchando todos los días para mejorar el clima de inversión de este país pero haciéndolo de una forma sostenible.

¿Quién no está en esta carta que tiene todos los nombres de empresa? ¿Qué no ven allá? ¿Alguien sabe? No ven una empresa de China, porque no comparten estos valores por los que ustedes están luchando. No comparten los valores de sostenibilidad. No comparten los valores de proteger los derechos de los trabajadores. No comparten los valores sobre el medio ambiente. Todo esto por lo que ustedes están luchando. Todo esto que es para mejorar la manera en la que están funcionando las empresas. Están luchando para proteger los derechos de los trabajadores. Hay empresas que no respetan eso.

Tenemos que cuidar los avances de ustedes. Los avances a los cuales ustedes están dedicando sus vidas y mejorar de esta forma. Hay que tener cuidado con las personas que están considerando esta inversión. Realmente tener nuestros ojos abiertos sobre quienes realmente pueden beneficiarse de esta inversión. ¿Realmente alguien piensa que los salvadoreños van a beneficiarse de esta inversión? No.

¿Qué hace China normalmente cuando está invirtiendo en un país? Trae su propia gente, hablan todo detrás de las puertas, no respetan las leyes del país, ni hablemos de las leyes internacionales. Tenemos que tener nuestros ojos abiertos cuando alguien está ofreciendo una oferta que parece demasiado buena. Porque normalmente cuando escuchamos algo así, es porque lo es. Y mirar detrás de eso y hacerse solamente una pregunta: ¿quien va a beneficiarse de esta inversión? Y mantener los ojos abiertos.

Todas las cosas por las cuales ustedes están luchando son para mejorar el ambiente aquí, para realmente mostrar que hay un sector privado responsable, que hay un sector privado que tiene en el centro la sostenibilidad. Estamos aprendiendo de empresas salvadoreñas que están haciendo lo correcto. Necesitamos mirar estos avances que ustedes haciendo, porque esta es la manera de seguir avanzando.

No toda la inversión es igual. No toda la inversión es igual. Necesitamos seguir promoviendo la inversión de las empresas que están haciendo las cosas bien y eso son ustedes, los que están aquí sentados en esta sala hoy. Y quiero agradecer todos sus esfuerzos, todo el trabajo, todo su compromiso con su país, por hacer las cosas bien.

 

Muchísimas gracias.