Proyecto de Educación Superior para el Crecimiento Económico

Palabras de la Embajadora Jean Manes en la Firma de para la Alianza entre el Consorcio de Instituciones de Educación Superior para el Crecimiento Económico y el Sector Productivo

 

2 de abril de 2019

Este día celebramos con entusiasmo los logros de este proyecto, el cual después de cinco años deja muchos legados.

El mundo de la educación superior es una paradoja. Por un lado, un título universitario es la manera más rápida y segura de obtener un mejor empleo. Pero también por otro lado, en todo el mundo, más y más empleadores están notando que los graduados no siempre han adquirido las habilidades y capacidades que más necesitan para dirigir sus negocios y organizaciones.

Este desafío existe en la mayoría de los países, incluyendo los Estados Unidos. Este desconecte se da en parte por la falta de comunicación que existe entre el sector privado, los empleadores, y las Instituciones de educación superior quienes son los encargados de preparar la fuerza laboral que necesita el sector privado. Cerrar esta brecha requiere una solución múltiple con un acercamiento integral, y este proyecto toma en consideración esta complejidad.

En los últimos cinco años, el proyecto de Educación Superior para el Crecimiento Económico hizo más accesible la educación universitaria, al otorgar a 650 jóvenes con becas universitarias, con las que están transformando no solo sus vidas, pero también las vidas de sus familias y comunidades. También más de 3,900 jóvenes se encuentran estudiando actualmente las carreras creadas o modificadas específicamente para las necesidades del sector productivo.

Para facilitar la conexión entre la educación superior y la preparación para la fuerza laboral, se construyeron Centros de Orientación de Carrera en todo el país y gracias a ellos, 478 nuevos profesionales consiguieron su primer empleo. 478 nuevos profesionales consiguieron su primer empleo. Impresionante.

1,395 estudiantes obtuvieron pasantías y más de 26,000 jóvenes han utilizado sus servicios.

Más de 150 investigadores se formaron tanto aquí como en el extranjero para mejorar la forma en que moldean a las futuras generaciones. Y también apoyamos más de 26 investigaciones que tienen un alto impacto en la industria.

Yo podría sin duda pasar el resto de la tarde hablando sobre los resultados. No lo vamos a hacer, no se preocupen. Pero realmente vale la pena. Vale la pena celebrar los resultados y los logros, porque creo que cada uno de ustedes y su compromiso, su dedicación, su fe, de superar las dudas. De superar la desconfianza. Ustedes están liderando el camino, decidiendo de poner en primer lugar el país. Decidiendo de no solo quedarse con el trabajo del gobierno de los gobiernos en este caso, pero de unir los esfuerzo con el sector privado, con las universidades, con el gobierno, con la cooperación internacional. Ustedes están liderando. Y tambien tengo confianza en que ustedes van a seguir avanzando.

La semana pasada cumplí tres años de estar en El Salvador, y durante este tiempo he conocido a cientos, hasta a miles de jóvenes salvadoreños. Y a pesar de todo mi tiempo aquí, nunca me deja de sorprender el increíble talento de estos jóvenes, y aún más, los increíbles logros que han alcanzado muchas veces con la mas minima de oportunidades.

Hay una analogía quizás ya un poco trillada, pero no deja de ser cierta: una semilla no puede germinar si la tierra no es fértil.

Una semilla no puede germinar si la tierra no es fértil.

El Proyecto de Educación Superior para el Crecimiento Económico ha sido exitoso, porque hubo tierra fértil. Las oportunidades solo sirven de algo si hay personas que las aprovechan y en El Salvador hay miles de jóvenes solo esperando la oportunidad de hacer realidad sus ambiciones.

La semana pasada tuve la oportunidad de visitar el primer edificio Cero Energía Neta de Centroamérica. No primer edificio Cero Energía Neta en El Salvador. El primer edificio Cero Energía Neta en Centroamérica. Este edificio genera su propia energía, es completamente autosuficiente, y fue desarrollado y construido aquí, en El Salvador, en la UCA, uno de los resultados de este proyecto. Es un ejemplo increíble de lo que se puede lograr cuando el talento, la oportunidad, y el trabajo se unen. Se convierten en pioneros. Imagínense: ¿que más podrían lograr si tuvieran las oportunidades?

El Profesor Robert Aumann, Premio Nobel de Economía, dijo que las tres prioridades para el desarrollo de un país son: educación, educación y educación. Y es porque la educación tiene un efecto multiplicador en el desarrollo de las comunidades. El futuro de El Salvador está en desarrollar el talento del futuro y desarrollar su capital humano, lo cual empieza en las instituciones formadoras de estas mismas.

Es tiempo de innovar, de promover oportunidades para cooperar, generar ideas frescas y nuevos modelos de negocios que impulsen el crecimiento económico. Y, por supuesto, forjar a las futuras generaciones de profesionales.

El trabajo que se inició con el Proyecto de Educación Superior para el Crecimiento Económico va a continuar gracias al compromiso de todos ustedes que están aquí en esta sala. Para que estos logros sean sostenibles, el gobierno, el sector privado y la academia deben seguir colaborando y este compromiso se ha formalizado hace algunos momentos con los nuevos acuerdos entre el Consorcio de Instituciones de Educación Superior para el Crecimiento Económico y las gremiales del sector productivo. Es un modelo que podría ser replicado en todo el país y también en la región. Y no puedo esperar por ver en algunos años a El Salvador saliendo en estas gráficas que vimos de todos los países, que El Salvador está primero en este lugar. Tengo confianza que ustedes si pueden hacerlo si ustedes invierten en el talento humano que ya existe en este país. Tienen todos los ingredientes para que El Salvador sea número en la región, no sólo en el triángulo norte, pero en toda la región. Y eso es con el trabajo de ustedes. Quiero agradecer también el trabajo de USAID que, ¿cuántos años estuvimos trabajando en esto? ¿Seis años? Casi. Tenemos muchos miembros de nuestro equipo de USAID que están aquí, que han trabajado y algunas veces hasta forzado para que ustedes colaboraran. Pero lo han logrado y tengo confianza que ustedes ya pueden ver los resultados de cuando ustedes trabajan juntos, dejando de desconfiar en todos y poner el país primero.

Muchas gracias y tengo confianza en su camino por delante.