Discurso de la Embajadora Jean Elizabeth Manes Celebración del décimo aniversario del capítulo medioambiental de CAFTA-DR

Excelentísima Sra. Ministra de Medio Ambiente de El Salvador Lina Pohl,

Excelentísimos Ministros y Vice Ministros de Medio Ambiente de los países Centro Americanos y de la República Dominicana

Honorables miembros de la delegación de los Estados Unidos

Amigos de la prensa

Señoras y señores, muy buenos días. Es para mí un gran placer acompañarlos esta mañana y poder  felicitar al gobierno de El Salvador que ha trabajado tan duro para hacer que esta celebración sea posible.

Estamos celebrando el capítulo medioambiental en el marco del décimo aniversario del CAFTA-DR, el tratado de libre comercio entre los Estados Unidos, América Central, y la República Dominicana.

Desde que nuestros países se comprometieron al tratado con sus firmas, el énfasis ha sido en combinar la promoción del libre comercio con la protección del medio ambiente, lo cual es coherente con el deseo de nuestros países de fomentar un crecimiento económico sostenible.

CAFTA-DR ha promovido comercio y lazos de inversión más fuertes, prosperidad y estabilidad en la región, con un incremento sustancial de los intercambios entre los países socios.

Aparejado a ese crecimiento comercial, el Capítulo Ambiental ha fomentado fuertes legislaciones ambientales, el cumplimiento de las mismas y una amplia participación pública que contribuya a obtener mejores resultados ambientales.

Uno de estos resultados se dio aquí, cuando nuestro gobierno asistió técnicamente al Gobierno de El Salvador con el Estado de Emergencia Ambiental para el proceso de retiro y disposición final de las cenizas y escorias con plomo que se encontraban al interior de la planta la ex fábrica Baterías de El Salvador (BAES).  Esta cooperación posibilitó la continuidad de  acciones de remediación en las áreas prioritarias.

La cooperación del CAFTA-DR empodera a las personas y sus comunidades al brindarles el conocimiento y las herramientas que necesitan para participar activamente con las estructuras de gobierno en el manejo de los recursos naturales.  Nuestros programas regionales han apoyado el fortalecimiento de capacidades para 120 mil personas sobre temas como el acceso a información ambiental y la participación pública.

El capítulo ambiental del CAFTA-DR también ha ayudado a los Ministerios de Ambiente de la región a abordar problemas ambientales comunes.  Trabajando juntos, en los últimos diez años, los países del CAFTA-DR han mejorado más de 210 leyes y regulaciones ambientales.

Hemos unido esfuerzos de varias agencias de nuestro gobierno como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, el Departamento de Estado, el Departamento del Interior, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos y la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio para intercambiar mejores prácticas con las instituciones de la región.

Por ejemplo, USAID y la Agencia de Protección Ambiental están trabajando con los gobiernos del CAFTA-DR para encontrar soluciones a la crisis del manejo de desechos sólidos al compartir mejores prácticas en la planificación y construcción de rellenos sanitarios y esquemas de reciclaje.

USAID, con socios claves como la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) y el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) también ha desarrollado la capacidad local y regional para preparar y revisar las evaluaciones de impacto ambiental (EIA) que permitan tomar  decisiones de manera más efectiva. Y se han creado redes regionales de calidad del aire y provisto equipos de monitoreo de aire para que la región se asegure un futuro con aire más limpio.

También estamos muy orgullosos de la creación de la Red de Observancia y Aplicación de la Normativa de Vida Silvestre de Centroamérica y República Dominicana (ROAVIS), la cual fortalece la cooperación entre fiscales, jueces, abogados ambientales para aumentar la cooperación regional y combatir el tráfico ilegal de vida silvestre, una de las mayores prioridades para el Presidente Obama.  Como resultado, los gobiernos de los países CAFTA-DR ahora cuentan con las herramientas necesarias para detener el tráfico ilegal de vida silvestre y madera en zonas fronterizas.

Juntos, nuestros gobiernos hemos podido establecer altos niveles de protección ambiental y mejorar y hacer cumplir las leyes y regulaciones ambientales.  Pero todos sabemos que aún tenemos mucho trabajo por delante para asegurar una mayor transparencia, participación pública y acceso a la información ambiental para nuestros ciudadanos.

Nuevamente, quiero felicitar a todos los países miembros del CAFTA-DR por su continuo trabajo y compromiso por un futuro brillante y más verde para las futuras generaciones por venir.

Muchísimas gracias.